Ha llegado el momento de meterme en otro berenjenal, el de hablaros de la película de culto Blade Runner (1982) y, cómo no, de la receta de noodles (tallarines) que tanto le gustaba a Rick Deckard (Harrison Ford). ¡Vamos a verla! Por cierto, ya puedes suscribirte a mi canal de YouTube.

***Noodles con bolas de carne en Blade Runner***

noodles-bolas-de-carne-tallarines

INGREDIENTES:

Para las bolas de carne:

  • 1 Cebolla
  • 1 Diente de ajo
  • 1 Pulgar de jengibre
  • 1 Cayena
  • 500 gramos de carne picada de ternera
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas. de pan rallado o migas de pan
  • 2 cucharadas de salsa de soja

Para el aderezo:

  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 ó 3 cucharadas de miel
  • Media taza de salsa de ostras
  • Menos de media taza de zumo de lima (la mitad de la mitad).
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 guindilla
  • Semillas de sésamo

Para los noodles:

  • 1 paquete de noodles
  • 1 pulgar de jengibre
  • 1 cayena
  • 1 diente de ajo
  • 1 chorrito de aceite de sésamo
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • 1 chorrito de aceite vegetal (girasol o maíz)

noodles-con-carne

Para las bolas de carne:

  1. Pica el jengibre, el ajo, la cebolla y una cayena. Si te gusta el picante añades la guindilla, pero si no te gusta que pique mucho puedes quitar las semillas. De todas formas puedas quitarla si prefieres que no pique nada.
  2. Añades el huevo, el pan rallado y las dos cucharadas de salsa de soja para mezclarlo todo hasta que quede uniforme
  3. Solo te queda hacer las bolitas y hervirlas hasta que estén bien cocidas. Cuando estés las guardas en un bol aparte para después.

Para el aderezo

  1. En un bol mezcla las 2 cucharadas de salsa de soja y las cucharadas de miel, más 2 cucharaditas de salsa de ostras, el zumo de lima, y una de salsa de pescado.
  2. Añade el aceite de sésamo y la cayena picada. Mezcla todo bien.
  3. Sirve el aderezo recién hecho sobre las bolas de carne y por último añádele por encima semillas de sésamo.

Ahora los noodles

  1. Pon a cocer los noodles en una cazuela con agua que los cubra. Una vez hechos escúrrelos y resérvalos. Puedes reservar parte de esta agua por si una vez rehogados te quedan secos.
  2. Pica el jengibre, la guindilla y el ajo y sofríelos. Una vez dorados añade los noodles y rehoga todo con la salsa de soja y el aceite de sésamo durante un minuto. Si están muy secos añade un poquito de agua reservada.
  3. Sirve los noodles en un cuenco con un par de bolas de carne y ya puedes sentirte con el majestuoso Rick Deckard. Pero no te vayas que ahora hablaremos de la película.


Análisis de Blade Runner (1982)

Nos encontramos ante una distopía retro-futurista empapada de una deliciosa oscuridad. Una de las películas más filosóficas según los expertos. Harrison Ford se calza la chaqueta de un detective al más puro estilo de Philip Marlowe, el hombre de la ficción que salió de la mente de Raymond Chandler. Un hombre solitario que tiene por misión ejecutar, o “retirar”, a los replicantes, robots idénticos al hombre pero superiores en fuerza y agilidad.

Y ahí nos encontramos ante un Harrison Ford empapado por la lluvia, usurpando la esperanza de los replicantes que aspiran a alcanzar la mortalidad.

El detective sufre un proceso de transformación y acaba empatizando con sus víctimas, una especie de síndrome de Lima invade el espíritu de Rick Deckard. Todo ocurre cuando comienza a enamorarse de la bella Rachael (Sean Young).

Eldon Tyrell, el creador de los Nexus-6, recibe la visita del hijo prodigo que ha vuelto en busca de respuestas. No es otro que Roy Batty, el replicante líder. El miedo a la muerte asola el alma de esos nuevos seres y la respuesta no tarda en llegar.

Llama la atención los paralelismos de Blade Runner que trataba de proyectar un futuro en el año 2019. Un mundo con bastantes similitudes al nuestro. La globalización del planeta, la decadencia de una sociedad capitalista que vive agolpada en una condiciones climáticas deplorables, causadas, evidentemente , por los excesos, por la industrialización que ha acabado por contaminarlo todo.

Un filme que soy incapaz de dejar de ver, magnético en parte gracias a la exquisita banda sonora de unos de los compositores que más me gustan, Vangelis. Había escuchado que le pasaron el montaje final sin audio y a mano fue hilando los sonidos sobre la cinta. El resultado  es estremecedor, piel de gallina. Creo que con estas palabras queda claro el profundo respeto que le tengo a Blade Runner por definir a la perfección el término Future Noir (fusión del cine negro con el género de ciencia-ficción).

Espero que os haya gustado, os dejo el trailer:

Te recomiendo otro vídeo interesante:

Suscríbete a mi canal de YouTube para estar al tanto de todos los vídeos y recetas.


Hasta la próxima. Israel Esteban.

Actividades, restaurantes, espectáculos y viajes. Descubre las ofertas del momento con Atrapalo.com

Comparte

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sígueme en las redes


Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinrssyoutubeinstagram