A Jack Torrance le gusta que le lleven el desayuno a la cama.
―¡Jack!,asiente con la cabeza si es así.
¿Lo véis?, os lo dije.

Aquí estamos de nuevo con otra escena de la película El Resplandor, Jack ha dormido hasta las once y media de la mañana porque la noche anterior estuvo “trabajando” hasta tarde. Para que luego digan de mí, este tío sí que vive bien.

desayunoelresplandor

Para un escritor en circunstancias normales, poder estar recluido en un lugar perdido en las montañas para escribir una novela magistral es un lujo. Pero resulta que lo único que logra mecanografiar en lo que dura la accidentada estancia es esto:

Folios y folios donde aparece la misma frase escrita gracias a una máquina con  memoria de origen alemán propiedad del mismo Kubrick. El director cambió la frase dependiendo del país, por ejemplo: en Estados Unidos apareció la frase que puedes ver en la fotografía, en España No por mucho madrugar amanece más temprano, en Alemania Never put off till tomorrow what you can do today, en Italia He who wakes up early meets a golden day, etc.

El desayuno perfecto de Jack Torrance, ¿cómo le gustan los huevos?

En la escena que precede al desayuno, Jack se reincorpora para beber el zumo recién exprimido que le ha traído su asustadiza mujer. Aquí puedes ver el vídeo, en él verás cómo se lleva un trozo de panceta a la boca; y fíjate también en el águila que lleva en la camiseta, luego hablaré de ella. El desayuno que se puede apreciar en la escena es muy sencillo de preparar. No obstante os voy a desglosar todo lo que hay en esa mesa con ruedas que trae Shelley Duvall. Por cierto, a Jack le gustan los huevos poco hechos.

Por lo que he podido apreciar, nos encontramos con:

  • Zumo de naranja.
  • Tiras de panceta ahumado para freír.
  • Tostadas.
  • Café (a Jack le gusta solo, sin leche).
  • 2 huevos.
  • Mantequilla y mermelada

Pagaría para que cada mañana me trajesen todo eso a la cama, lo veo crudo pero dicen que soñar en gratis.

Preparación de los huevos y la panceta:

  1. Poner a calentar el aceite en una sartén grande.
  2. Colocar las tiras de panceta y cocinar a fuego medio 7 minutos hasta que estén crujientes.
  3. Retirar y secar sobre papel de cocina.
  4. En la misma sartén, pones los 2 huevos a la vez (pon una pizca de sal en cada yema). Así se cocinaran en la grasa de la panceta.
  5. Servir inmediatamente con la panceta dorada.

Bueno, creo que hasta un chimpancé podría preparar este desayuno, lo único que te hace falta es tener tiempo. En realidad era una excusa para hablaros de esta película, considerada de culto. Pero me gustaría saber cúal es tu desayuno perfecto, ¿coincides con Jack?


Kubrick, el niño que tenía siempre un libro en la mano (y una cámara)

Después de haber estado varias semanas leyendo e investigando me siento capaz de esbozar una primera silueta psíquica de este hombre, parece que acabó por contagiar su obsesión a una legión de seguidores que acabaron alucinando por tratar de averiguar la verdad de sus películas.

Stanley nació en Nueva York un 26 de julio de 1928 en el seno de una familia acomodada. En un documental que vi hace poco escuchamos el testimonio de su hermana Bárbara y de la gente que tuvo cerca, aseguran que no era un niño convencional. Era fácil verlo leer desde muy pequeño, costumbre que posiblemente fue adquirida por su madre, también lectora activa. Los libros, el jazz, el juego del ajedrez y una cámara réflex fue su patrimonio más preciado durante la adolescencia. Según he leído, en la casa de los padres de Kubrick, disponían de una cámara oscura donde el muchacho se pasaba horas revelando las fotografías que hacía. Del periódico del instituto pasó a trabajar a la revista Look gracias a una fotografía donde se ve a un quiosquero decaído por la muerte del presidente Franklin D. Roosevelt.

Stanley-Kubrick-fotografiaQuiosquero

Pronto se convertiría en el nuevo director de Hollywood. Toda la información está en la red inconmensurable de Internet, pero de lo que voy a hablar ahora va más allá.

Al igual que Alfred Hitchcock, Stanley quería indagar sobre los enigmas de la mente humana. Por ello estuvo leyendo muchos libros de Psicología, libros como los que escribió Sigmund Freud, por otro lado solía quedar con los publicistas más importantes del país para descubrir las técnicas que empleaban, técnicas como la de esconder imágenes subliminales y sus efectos en las personas. Según mi opinión, esto es clave para comprender sus obras.

Algunos argumentan que quiso hacer varias referencias a Psicosis (1960) de Alfred Hitchcock: las escaleras del hotel Overlook se parecen a las de la casa de Norman Bates; el ‘mal’ se encuentra al otro lado de la cortina de la bañera.

¿Qué nos cuenta realmente en El Resplandor?

Se podría comparar a Kubrick con el escritor Frank Kafka debido al abundante contenido subliminal que acumulan sus obras, pura simbología camuflada que pasa desapercibida a simple vista.

En El Resplandor, ya desde un principio, nos cuentan que el hotel Overlook fue construido sobre un cementerio indio en el año 1907 (la zona pertenecía originariamente a diversas tribus como los Arapahoe). Por lo que sabemos, se produjo una carnicería donde los indios salieron mal parados.

Antes de comenzar la película, Stanley mandó a tres personas al lugar para que investigaran la historia del emplazamiento y para que tomaran fotografías del hotel. Stanley tenía otros planes porque acabó por modificar la historia original del libro de Stephen King, cosa que alteró mucho al escritor. Pero es que Kubrick quería jugar con nuestra mente y quería mandarnos varios mensajes usando de excusa el argumento del libro, el argumento superficial de un hombre trastornado que corretea por las estancias de un laberíntico hotel. Por ello de forma minuciosa, un rodaje que duró años desde que comenzó a prepararse, nos hace una comparación entre el genocidio nazi y la carnicería que supuso la llegada a territorio indio. De ahí los guiños continuados hacia las águilas, símbolo nazi, la máquina de escribir, una Adler original, y las recurrentes señales hacia el número 42 (Segunda Guerra Mundial 1942).

Un especialista nos habla del bote de tomate de la marca Calumet colocado de forma estratégica. Vemos vestigios de indios por todas partes. La sangre que brota del ascensor es un recordatorio explícito de las barbaries cometidas en nuestro planeta.

calumet


 

¿Qué misterio esconde la habitación 237?

Bueno, acomódate en la silla porque lo que sigue es muy interesante. Es solo una teoría pero te invita a reflexionar. Resulta que en la novela nos encontramos con que la habitación es la 217, ¿Por qué cambiaría Kubrick la numeración?, ¿Crees que fue premeditado? Según la teoría, sí.

Resulta que los expertos que han examinado los vídeos de acciones bélicas de la época, que se transmitían por la televisión americana, han concluido que muchos de ellos eran grabados en estudios o desiertos de América, muy lejos de la zona de conflicto en cuestión. Algo parecido a los vídeo de propaganda que hacen en la película Los juegos del hambre: Sinsajo (título original The Hunger Games: Mockingjay).
También se sugiere que es por la distancia entre la luna y la tierra: 237.000 millas según las últimas medidas.
De ahí surge la teoría de que la habitación 237 es en realidad el número del estudio de grabación donde se preparó un alunizaje falso, un spot propagandístico para engañar al mundo hecho por el mismo Kubrick. Supuestamente el gobierno hizo firmar un contrato de confidencialidad al director, pero este quiso mandar un mensaje sutil a través del Resplandor. Vemos muchos mensajes a tal cuestión, como por ejemplo el detalle de las moquetas que fueron modificadas, el jersey que lleva Danny (Apolo 11), etc. Si no te lo crees pulsa en la fotografía para ver el vídeo:

apolo11elresplandordanny

Aquí acabamos por hoy, no quiero saturarte de información. Otro día os contaré otros detalles de este film como: la particularidad de que es una película que puede verse al revés, de los laberintos haciendo una comparación con la historia del Minotauro, los largos encadenados de imágenes que nos desvelan mensajes ocultos, etc. Hasta pronto.

Israel Esteban

Comparte

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sígueme en las redes


Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinrssyoutubeinstagram