La cremosidad de las alubias blancas y la textura y dulzor de los calamares acompañados de un puñado de almejas, hacen de este exquisito plato un buen candidato, diferente, para una comida de Navidad. Pero si quieres ver más recetas navideñas no dudes de entrar en mi web, hace poco hice un mega tutorial para tener una Navidad perfecta, no te lo puedes perder. Por cierto, ya estoy en YouTube. En mi casa preparan las alubias así:

¿Cómo hacer Alubias con Almejas y Calamares?

como-hacer-legumbres-con-almejas

Ingredientes para seis personas:

  • 1 Kilo de alubias blancas.
  • Agua mineral.
  • Sal marina.
  • 2 calamares medianos.
  • 1/2 kilo de almejas.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 cabeza de ajos.
  • 4 tomates.
  • Un puñado de algas nori.
  • Pimienta y perejil picado.

Elaboración de las alubias con almejas y calamares

alubias-con-almejas-y-calamares-receta

  1. La noche anterior ponemos en remojo las alubias. Después las ponemos a cocer en el agua mineral durante unos 45 minutos aproximadamente. Un poco antes de acabar la cocción le añadimos la sal.
  2. En otra olla incorporamos el aceite, las cebollas y los ajos muy picaditos. Casi enseguida añadimos también el tomate muy troceado y los calamares, removemos un rato.
  3. El tiempo de cocción de los calamares dependerá del grosor de los mismos. Es cuestión de probarlos. En cuanto veamos que están tiernos añadiremos el puñado de algas, removemos bien y añadimos las almejas.
  4. Tapamos para que se abran las almejas, y este será el punto para finalizar nuestro plato.
  5. En el momento de emplatar mezclaremos las alubias con el resto de los ingredientes y le añadiremos la pimienta y el perejil picado.
Comida sin siesta, campana sin badajo. (Anónimo) Clic para tuitear

El misterio de esta receta

alubias-con-almejas-y-calamares

Llegué allí por casualidad. Solo había cuatro personas, dos chicos jóvenes con una guitarra, y una pareja con el pelo gris. Estaba el día nublado y además era lunes. El chiringuito estaba clavado a unos veinte metros del agua, y dentro, detrás de la barra, estaba Manuela. Tenía el pelo rojo recogido en una trenza que le llegaba hasta la cintura, la cara llena de pecas y unos ojos verdes tan grandes y tan profundos como el mar que se divisaba en el horizonte. Era la hora de la comida y hacía mucho calor. Tomé un baño y salí raudo deseando que aquella preciosa mujer tuviera algo sustancioso que calmara mi apetito. Manuela me miró risueña debía de tener yo un aspecto lamentable, el bañador descolorido pegado a mis piernas y el pelo revuelto chorreando agua. Ella me indicó que me sentara que solo tenían un plato que ofrecerme además de una ensalada. Me coloqué la toalla alrededor de la cintura y me dejé caer en una silla tosca de madera carcomida por el sol. Enseguida vino ella, traía una fuente de alubias blancas con almejas y calamares. No sé si fue porque tenía hambre o porque fue uno de los platos más delicados que he probado nunca, pero le pedí a la chica que me diera la receta. Pasé el resto de la tarde descansando sobre la arena, de vez en cuando me giraba para observar a Manuela. Era tal la tranquilidad y el embrujo de aquella cala que decidí pasar allí la noche. Los señores de pelo blanco hacía horas que se habían marchado, justo cuando cerraron el chiringuito, y los chicos habían pasado la tarde entre juegos y risas. Ahora llevaban un buen rato tocando la guitarra, mientras yo observaba las estrellas tumbado sobre la arena. Cerré los ojos y me dejé llevar por el sonido de la música y de las olas. Fue una noche agitada, sentía entre sueños que alguien andaba en mi cabeza, quizás fuesen los cangrejos. En algún momento dejé de escuchar y me dormí profundamente.

Al día siguiente cuando abrí los ojos miré a mi alrededor y no había nada. Solo las rocas, el agua, la arena y yo. Sacudí la cabeza y pensé si todo había sido un sueño.

Dos días más tarde, ya en el tren de vuelta para mi casa, al abrir la mochila para coger un libro un papel de cuaderno cayó al suelo. Lo recogí y un escalofrío recorrió mi cuerpo, en el papel ponía: receta de alubias blancas con almejas y calamares y un número de teléfono.

Te recomiendo otro vídeo interesante:

Suscríbete a mi canal de YouTube para estar al tanto de todos los vídeos y recetas.


Israel Esteban

Actividades, restaurantes, espectáculos y viajes. Descubre las ofertas del momento con Atrapalo.com

Comparte

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sígueme en las redes


Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinrssyoutubeinstagram