Hoy os traigo una receta de la película: Albóndigas en salsa del film un toque de canela. La canela es un ingrediente que anima la conversación, hace que los comensales se miren a los ojos. Por ello, antes de hablaros de la película, os muestro la receta de albóndigas con salsa y con un toque de canela. Con una sugerente música nos introducen en la ciudad de Estambul. Y sobre un ir y venir, por diferentes mercados, de vendedores de roscos de sésamo y otras delicatessen, nos hablan de los primeros platos. Aquí dejo el vídeo. Aprovecho para decirte que ya puedes suscribirte a mi canal de Youtube.

Albóndigas en salsa del film un toque de canela

albondigas-tradicionales

INGREDIENTES PARA HACER ALBÓNDIGAS:

  • 1 kilo de carne picada de ternera
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1 huevo batido
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Harina para rebozar
  • Aceite de oliva
albondigas-tradicionales-especias


Para la salsa:

  • Aceite de oliva
  • 1 Cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 cayena
  • 600 gramos de tomate natural triturado
  • Sal gruesa
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharadita o una rama de tomillo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 rama de canela
  • 1/2 vasito de vino blanco

ELABORACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS:

albondigas-salsa-canela

  1. En un bol ponemos la carne y añadimos la sal y la pimienta. Añadimos también el ajo machacado, la canela molida, el huevo batido y mezclamos. Ponemos el pan rallado y volvemos a mezclar. Cuando veamos que el resultado es apto para hacer las bolas, sin que esté la masa muy pegajosa, es el momento de formar las bolas de carne.
  2. Formamos todas las bolas, pasamos por harina, sacudimos para quitar el exceso y freímos en abundante aceite caliente. Vete dándole la vuelta para que se doren por ambos lados; el interior debe seguir crudo. Pasamos a un plato con papel para que escurran.

Para la salsa de tomate:

  1. Picamos la cebolla, pimiento y ajos (cuanto más pequeño mejor). Ponemos aceite en una sartén honda, pochamos la cebolla y los ajos con la cayena, agregamos el pimiento.
  2. Antes de añadir el tomate puedes retirar la cayena, en el caso que no te guste muy picante. Incorporamos el tomate natural triturado. Añadimos sal gruesa al gusto, el azúcar, tomillo, laurel, pimentón, canela y vino blanco.
  3. Llevamos a ebullición para evaporar el alcohol y bajamos el fuego al mínimo para que se cocine el tomate, aproximadamente unos veinte minutos. Retiramos la rama de canela y comprobamos punto de sal y acidez, rectificar si es necesario.
  4. Incorporar las albóndigas a la salsa, darles un pequeño hervor y apagar. Dejar reposar para que absorban los sabores y listas para comer.

Reseña de la película Un toque de canela y unas frases sugerentes.

albondigas-salsa-canela

Del director Tassos Boulmetis.

Es ésta una película de una familia entrañable. Una historia sencilla, como lo es sentarse en un banco, sin prisa, para contemplar el ir y venir de unas carpas rojas que nadan entre nenúfares en un estanque. Donde la comida es casi la gran protagonista, con escenas de mesas llenas de viandas, como si de bodegones de Goya o Velázquez se tratase.
Una película elegante, para paladares exquisitos por su manera de tratar los temas. Con toques de humor y golpes maestros en los diálogos y en sus paseos por Estambul.
Quizás, por ponerle algún pero, el final de la película me parece un poco flojo. Pero se disculpa porque está todo envuelto en una música casi celestial que te cala hasta el tuétano, que te envuelve y te embriaga hasta el punto de que una cebolla flotando en el aire te puede parecer el objeto más sublime.
Hazte el regalo de verla. Totalmente recomendable, e imprescindible en tu caja de la colección de películas inolvidables.

Frases de la película:

“Para hablar de nuestra cocina, hay que empezar por las especias. Yo aprendí los primeros secretos de las especias en la tienda de mi abuelo, situada en la orilla este del Bósforo”. Y así, de esta manera, el narrador nos va conduciendo por este mundo embriagador y lleno de colores.

Y “mientras las nubes ensombrecían las caras de los adultos la mía estaba llena de luz porque estaba enamorado“. Así habla Fannis, nieto del abuelo Vassilis: “Si tú bailas para mí, yo cocinaré para ti“. Y entre ajos, pimientos, chorizos y otras viandas Saime baila para Fannis.

Te recomiendo otro vídeo interesante:

Suscríbete a mi canal de YouTube para estar al tanto de todos los vídeos y recetas.


Hasta la próxima. Israel Esteban.

Si te gusta viajar y quieres hacerlo sin gastarte mucho te recomiendo este buscador de vuelos.

skyscanner-vuelos-baratos

Comparte

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sígueme en las redes


Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinrssyoutubeinstagram